lunes, 16 de mayo de 2011

AQUEL POBRE HOMBRE CON SU PARTICULAR "PROYECTO DHARMA"

http://2.bp.blogspot.com/_cD6W3JKQcP0/SP1hJWq5xzI/AAAAAAAADu8/d9J0yMS8mGU/s400/Capitalismo+enfermo.jpeg
            Ahí seguía el tipejo; haciendo lo imposible por convencernos de lo útiles que serían para nuestras vidas toda esa amalgama de "electro-heces" que les quieren introducir a los e-books para hacerlos más atractivos al borrego usuario de turno. Lo malo de este "borreguismo" es que cada vez está más estandarizado (y en las nuevas generaciones completamente instaurado) Aún así, debo decir que sentí cierta satisfacción a modo de pequeño triunfo, cuando aquel ser preguntó que cuántos de nosotros teníamos black-berry, iphone o demás "smartphonadas"...y apenas levantaron la mano un par de alumnos (aunque me consta que, curiosamente, más de uno de los que no la levantaron sí poseen tales aparatos) El caso es que aquel "caballero" era el prototipo perfecto de pobre hombre que sólo puede aspirar a no ser un hombre pobre...y en esto centra TODAS sus energías. 
Yo no digo que los e-books no puedan ser útiles (aunque a mí no me atraigan lo más mínimo) pero este profesional del marketing dejó bastante claro que, ya que los e-books (e-readers, o como quiera que se llamen) no están cuajando a la velocidad deseada por los vendedores, sus ingenieros no dejan de inventarse todo tipo de artimañas absurdas para que las masas ávidas de "estar a la última" piquen el anzuelo. 
De todas formas, la tecnología del libro electrónico es aún demasiado pueril como para conseguir que su lectura sea tan agradable como la de un buen libro bien impreso. Aunque, me da la "impresión" de que ya comienzan a tardar demasiado en convertirlo en otro de esos objetos "imprescindibles" (teniendo en cuenta lo rápido que ha evolucionado el teléfono móvil desde la época en que era un teléfono móvil)
Y es que yo no podía evitar pensar, mientras el ponente departía sus huecas palabras, en el cambio tan drástico que ha sufrido el mundo en unos poquitos años. De hecho, me vino a la mente la fantasía -muy poco fantasiosa- de que si me hubiese quedado en coma pocos años atrás, y acabase de despertar ahora, el susto me devolvería al coma cuando cogiera el Metro para ir a casita y me encontrase con una invasión de esos peculiares zombies; continuamente conectados a unos artilugios que no les permiten tomarse siquiera una pausa para coger aliento..."Comunicación", creo que la llaman. ¡Joder, qué miedo! 
A mí se me antojan más apropiados otros sustantivos mucho más descriptivos...No sé; la ansiedad patológica con la que teclean me recuerda a los personajes de esa serie, introduciendo sin cesar el código que supuestamente bloqueaba el fin del mundo (aunque, claro, si hubiese estado en coma también me habría perdido "Perdidos")

Ojalá los guionistas del e-book tampoco sepan darle un final digno a su historia.

por: Dani-ÉL.

miércoles, 27 de abril de 2011

DISEÑANDO EL DISEÑO DE UN LIBRO


Cuando se nos encargó trabajar sobre el proceso de creación del diseño de un libro, me encontré -lógicamente- con diversos problemas a la hora de plantearme la estructura del mismo: 
Tras intentarlo con la idea de un volumen manuscrito, acto seguido probé con un bosquejo a doble página de cuadernillo en cajas simétricas, y posteriormente opté por la idea de una pasarela de señales de tráfico...Terminando decantándome por un diseño tipo "máquina de escribir". Para ello me he basado en una falsa simplicidad formal inspirada en la mecanografía, ya que, en realidad, tanto los márgenes, como las medidas de las cajas, o las proporciones, la altura de los títulos, el cuerpo de las muestras de fuentes, etc... han sido medidas con sumo cuidado para que la cuadratura sea lo más precisa posible.

La fuente utlilizada para el texto principal ha sido la Letter Gothic Std, puesto que se trata de un tipo que se asemeja especialmente al mecanográfico (aunque poseyendo cierto toque más ameno a la hora de leerlo)


Por otro lado, los colores usados se ciñen exclusivamente a

las típicas cintas tricolor de máquina de escribir

eléctrica (rojo cereza, verde botella y negro mate) 


Y para concluir esta breve reseña del presente proyecto,

debo aludir a la disposición temática del mismo, en la cual

he tratado de centrarme en la ausencia de factores

recargantes (impropios de aquel soporte):

La imagen creada para el fondo pretende evocar a un añejo

libro abierto (sin contenido, y amarillento por la acción del 

tiempo) que simula a las páginas en las que el escritor no 

pudo continuar con su labor linotípica al gastársele la cinta

de tinta. Dicha imagen aparece colocada para ser impresa a

sangre.



por: Dani-ÉL.

lunes, 11 de abril de 2011

EL PINGÜINO ANCIANITO

"PENGUIN" CUMPLE 75 AÑOS


Siempre hay alguien que abre el camino de los conceptos revolucionarios, y en el caso del libro de bolsillo, aunque antes o después alguna otra empresa lo hubiera hecho, lo cierto es que este privilegio se lo llevó la famosa ediorial inglesa Penguin.

Y es que, una idea tan "simple" como editar libros de bolsillo, puede tornarse en algo radicalmente revolucionario cuando implica poner a disposición de, prácticamente cualquier persona, la literatura contemporánea de un modo asequible y de calidad (con todo lo que esto conlleva, teniendo en cuenta que la información es poder)

Desde sus humildes inicios en el año 1935, Penguin ha llegado a ser una de las marcas internacionales más queridas, y puede alardear de haber publicado a algunos de los autores más vendidos de todo el mundo. Esta icónica editorial internacional, que acaba de celebrar su 75º aniversario, ha publicado las obras de, por ejemplo, 25 premios Nobel, 16 premios Pulitzer y 10 premios Booker.
Hoy en día sigue manteniendo permanentemente más de 5.000 títulos disponibles, tiene oficinas en 15 países y conecta a autores y lectores de todo el planeta. El grupo atiende a todo tipo de lectores, con una amplia gama de géneros, que abarca desde la ficción popular, clásica y literaria...hasta obras de no ficción, viajes, divulgación, infantiles, etc... 



Los inicios:

Fundada por Sir Allen Lane en 1935, Penguin Books revolucionó la industria editorial con sus populares y económicas ediciones de libros de bolsillo. El desencadenante de que Sir Allen se embarcase en esta empresa le sobrevino mientras regresaba a Londres tras visitar a la autora Agatha Christie en Devon, Inglaterra. Frustrado ante la reducida variedad de material de lectura que encontró en la estación de ferrocarril de Exeter, Sir Allen decidió poner a disposición de todas las personas la literatura contemporánea de un modo económico pero no exento de calidad material, en lugares en los que no solían encontrarse puestos de venta de libros, como las estaciones de trenes o las cadenas de supermercados. De hecho, hasta llegó a inventar la “Penguincubadora”; primera máquina expendedora de libros, situada en el 66 de Charing Cross Road de Londres. Por unos peniques, los transeúntes podían hacerse con algo para leer en un instante ...Y básicamente fue así como empezó la revolución del libro de bolsillo.

Los primeros títulos surgieron en el verano de 1935. La cripta de la iglesia de Holy Trinity de Londres servía para la distribución, y las entregas de libros se hacían llegar allí a través de una rampa situada en la calle Marylebone Road. Entre ellos, se encontraban obras de Ernest Hemingway, André Maurois o Agatha Christie.

El éxito de Penguin Books radica en que supo darse cuenta de la “existencia de un gran público lector de libros inteligentes”. Al ofrecer una literatura contemporánea entretenida y de calidad por un costo bajo, Penguin transformó a un público que “tomaba libros en préstamo en uno que los compraba”.

El aspecto sencillo y distintivo de las cubiertas (tres franjas horizontales, dos de las cuales, las de los extremos, cambiaban de color según la colección: ficción en naranja, biografías en azul e intriga en verde) se ha convertido en un clásico del diseño y un referente para los primeros libros de bolsillo. El creador de este diseño inicial, Edward Young, un aprendiz de oficina de veintiún años, también dibujó la primera versión del logotipo de Penguin.
Evolución del logotipo de Penguin. (Foto: Penguin Group)
Con el transcurso de los años, la empresa ha crecido y ha adquirido otros sellos editoriales. Dos de los nombres más famosos de la empresa salieron al mercado en los años cuarenta: Puffin, en 1940 (una colección de libros ilustrados de no ficción para público infantil) y Penguin Classics, en 1946.

El rápido éxito de Puffin llevó a la empresa a publicar ficción infantil un año después. El preferido de los niños, Worzel Gummidge, de Barbara Euphan Todd, fue uno de los primeros títulos. La traducción de E. V. Rieu de La Odisea fue la escogida para el lanzamiento de la colección Penguin Classics, que ha puesto los clásicos a disposición de todos. La colección, de fama mundial, comprende unos 1.200 títulos (entre los que se cuentan los de la colección Penguin Modern Classics), que van desde La Epopeya de Gilgamesh, una de las primeras obras literarias conocidas, al clásico moderno Alguien voló sobre el nido del cuco.

Antes de los años sesenta, Penguin ya era una de las fuerzas editoriales más importantes y, fiel a sus raíces pioneras, contribuyó a la transformación del panorama jurídico británico: en 1960, se presentaron cargos contra la empresa por la publicación de El amante de lady Chatterley, de D. H. Lawrence. El libro destacó en su momento por las descripciones explícitas de la relación física entre un hombre de clase trabajadora y una mujer aristócrata. Penguin se defendió, y obtuvo la victoria en los tribunales. La victoria hizo historia, marcó un cambio en la legislación británica sobre la censura, dio un nuevo impulso a la ya creciente popularidad de la empresa y disparó las ventas de la novela (en seis semanas, Penguin vendió 2 millones de ejemplares)

Un año más tarde, en 1961, Penguin Books se convirtió en una sociedad anónima y marcó un nuevo hito en la Bolsa de Londres con una demanda de subscripción que sobrepasó en 150 veces la oferta recibida de acciones.

Una nueva iniciativa presentada en 1967 por Allen Lane, el sello The Penguin Press, hizo que Penguin pudiese publicar tanto en rústica como en pasta. En 1970, tras la muerte del fundador, Sir Allen Lane, el grupo internacional de medios de información Pearson adquirió Penguin. Desde ese momento, la empresa ha continuado su expansión y desarrollo y sigue siendo uno “de los referentes más importantes de la industria editorial”.

A lo largo de su historia, y movida por su interés por mantener el ritmo de un panorama editorial sometido a grandes cambios, la empresa se ha remitido a las nuevas tecnologías, y a menudo también ha sido pionera en este campo:

En los años sesenta, técnicas nuevas como la composición fotográfica y la linotipia redujeron radicalmente sus costos de la impresión y prepararon el terreno para la introducción de los métodos fotográficos e innovadores en el diseño gráfico de las cubiertas de los libros de bolsillo.

Unos treinta años más tarde, en 1993, Penguin Audiobooks inició su andadura, “acercando a un público de oyentes una miscelánea de títulos clásicos y contemporáneos siempre a través de las voces de los mejores actores”. En la actualidad son más de 300 los títulos que pueden escucharse en CD o descargarse como audiolibro electrónico. Penguin también fue el primer editor comercial en disponer de página Web, www.Penguin.co.uk, y el primero en abrir una tienda en Internet, la ePenguin, en 2001.

Con la llegada de la tecnología digital, la industria editorial, como tantas otras, se está transformando de un modo formidable. Un objetivo común es encontrar formas para aprovechar el valor del mercado digital, en rápido crecimiento, y generar ingresos con él; sacar partido del progreso de las tecnologías y llegar a nuevos lectores por medios no tradicionales. El Presidente y Director General de Penguin Group, John Makinson, señala: “Nuestra industria se está transformando rápidamente y el nuevo panorama exige de nosotros algo distinto. La tecnología digital está cambiando la edición de libros, creando grandes y nuevas oportunidades, a la vez que ejerce una presión sin precedentes en los costos y los modos tradicionales de trabajo”. Y añade: “tenemos que mantenernos en cabeza si queremos crecer y prosperar.”

Las actividades comerciales de Penguin en el campo digital están en plena efervescencia, con un catálogo creciente de unos 15.700 libros electrónicos que pueden obtenerse en todo el mundo a través de plataformas diversas. La empresa está aprovechando las nuevas tecnologías para conectar a los lectores con sus autores favoritos en Internet, y para hacerles llegar los libros en su formato predilecto. En 2010, la empresa puso en marcha algunas iniciativas digitales; entre ellas:

-En una acción conjunta con Apple, en Abril, para la inauguración de su tienda virtual iBookstore y el lanzamiento del iPad, el aparato de Apple se vendía con Winnie the Pooh, de A. A. Milne, ya cargado.

-El grupo presentó su primera aplicación informática (app) de pago: Topsy & Tim Start School (‘Topsy y Tim empiezan la escuela’), de Ladybird, que acompaña a los niños y a sus padres en una experiencia tan decisiva para la vida de una persona como es ir al colegio.

-También publicaron una nueva aplicación para el iPad, Spot Goes to School (‘Spot va a la escuela’), para celebrar el trigésimo aniversario de la publicación de esta historia infantil. Se trata de un libro con ilustraciones desplegables que les ofrece a los niños una experiencia de lectura divertida y cautivadora.

-En los Estados Unidos, en un acto revolucionario, Penguin presentó una edición ampliada de Los Pilares de la Tierra, de Ken Follet, en conjunto con Starz LLC, que incluye videoclips, documentos gráficos y música original de la serie de televisión producida por Starz Originals que se basaba en el libro.



En el Reino Unido Penguin consiguió otro hito en 2010 con la publicación de The Fry Chronicles (‘Las crónicas de Fry’), el segundo volumen de la autobiografía de Stephen Fry, en cinco formatos distintos (libro en pasta, audiolibro, aplicación, y libro electrónico, de primera y segunda generación). Este libro tan popular, que llegó al número uno de las listas de ventas en todos los formatos, brinda a los lectores la posibilidad de leerlo en el formato que escojan.

También en 2010 se presentó en los Estados Unidos la “Penguin Community”, una nueva comunidad en Internet para lectores. En ella, los lectores pueden personalizar su perfil según sus gustos literarios, declararse admiradores de distintos libros y autores, unirse a lectores con intereses similares y aportar comentarios en debates sobre algunos libros y autores escogidos. 


EL GRUPO PENGUIN GROUP:

En la actualidad, Penguin Group publica a través de una amplia variedad de sellos editoriales punteros en el mercado y de marcas comerciales de gran importancia. Entre ellos:

-Dorling Kindersley (editores de libros dinámicos infantiles, de viajes y de referencia), adquirida en el año 2000;

-Frederick Warne, más conocido por los títulos de Beatrix Potter, adquirido en 1983;

-Ladybird;

-Penguin;

-Puffin, y

-Rough Guides (editores de viajes y música), adquirida en 2002. 



Un compromiso constante con la promoción de la creatividad:

El grupo sigue estimulando el “compromiso estable” de Penguin con el descubrimiento y fomento de nuevas obras contemporáneas y difundiendo a los escritores noveles entre los lectores. En este compromiso se enmarca el premio Penguin de escritura africana, que “quiere poner de relieve la diversidad del talento en la escritura del continente africano y hacer llegar las obras africanas de ficción y no ficción a un público más amplio”. Otro ejemplo es el premio de descubrimientos en novela, el Amazon Breakthrough Novel Award, que se concede en los Estados Unidos y que en 2010 atrajo a miles de candidatos de todo el mundo. De modo similar, la filial china del grupo puso en marcha recientemente un plan de edición para la publicación de entre cinco y ocho libros por año con obras chinas de ficción y no ficción.

 

El 75º aniversario de Penguin Books ha supuesto una oportunidad para que el grupo refuerce la visibilidad de su sello a través de una serie de actividades organizadas en todo el planeta:

-La publicación por parte de Penguin Australia de 75 nuevos títulos de Popular Penguins, entre los que se incluyen clásicos como Northanger Abbey y Robinson Crusoe, así como obras de los autores más conocidos y populares de Australia.

-La presentación en los Estados Unidos de la colección Ink Series, de seis títulos de la colección Penguin Classics con obras de algunos de los más destacados cartelistas y artistas del tatuaje de nuestros días y Penguin 75, una obra que recoge las ilustraciones de algunas de las mejores cubiertas publicadas por Penguin Books en los Estados Unidos con comentarios de autores, diseñadores y artistas.

-En el Reino Unido, Penguin presentó la colección Penguin Decades, con novelas de los años cincuenta, sesenta, setenta y ochenta que “se consideran hitos de la narración”. Estas impactantes ediciones “celebran el extraordinario patrimonio artístico de Penguin” y son fieles a “la vocación de Sir Allen Lane de poner a disposición de todo el mundo escritos brillantes a un precio asequible”.

-En Canadá, el aniversario fue ocasión para presentar las colecciones Allen Lane y History of Canada.

-En Brasil, la empresa presentó su colección de clásicos en portugués en asociación con una de las editoriales más importantes del país, Companhia das Letras.

-Penguin India celebró este acontecimiento asegurando su visibilidad en las ferias de libros más importantes, como el Festival de Jaipur, la feria mundial de Nueva Delhi o el festival literario de Penguin, Spring Fever. Lanzó también la campaña “Your Favorite Penguin” (‘tu Penguin favorito’) y la lista de los 75 libros más vendidos.



Penguin intenta ser una auténtica “casa de la lectura”, con algo sugerente para cada lector, de cualquier edad y dentro de una amplia gama de intereses. Su prestigiosa bibliografía “no tiene parangón ni en extensión, ni en profundidad, ni en calidad” y constituye un auténtico catálogo de personalidades del sector.
Esperemos que el distintivo pingüino blanco y negro sobre fondo naranja que ha moldeado hasta ahora el panorama literario siga acumulando éxitos.  


Fuente consultada:

lunes, 4 de abril de 2011

-"YA TE DIJE QUE LAS LETRAS NO TENÍAN SALIDAS"



         Los escritores suelen caracterizarse por poseer un singular lado oscuro que tiende a cabalgar por el quicio del vicio, las deudas y la locura…Pero lo que no habitúa a  conocer el lector es el hecho de que, quien proporcionó al escribano moderno las herramientas para poder reproducir sus letras, cojeaba del mismo pie.

  
Y es que el Señor Johann Gutenberg, impresor-inventor alemán pionero en el uso de los tipos móviles y, considerado por muchos no sólo el personaje de su siglo, sino el personaje del milenio, alcanzó la notoriedad inmerso en un constante trasiego de deudas, pleitos, alcohol y "aficiones" varias…

Aunque se sabe poco de su vida y producción (ninguna de las obras que se le atribuyen está firmada) se cree que nació hacia 1400 en Maguncia, y su primera formación fue la de orfebre. Más tarde, su familia se estableció en Estrasburgo.

Todo lo que hoy conocemos de su juventud es que en 1430 ya no se encontraba en Mainz, y se presume que emigró por problemas políticos a Estrasburgo, donde la familia, posiblemente, tenía contactos importantes.

En el año 1437 Gutenberg fue demandado por "incumplimiento de promesa de matrimonio" por una joven patricia de Estrasburgo (una tal Ennel Tür) No hay nada que indique si esta demanda terminó en matrimonio o no, sin embargo, Gutenberg, curiosamente abandonó Estrasburgo cerca de 1444.

En 1438 se asoció con Andreas Dritzehn para llevar a cabo experimentos de imprenta.

Poco después, y con enormes costos monetarios, sufragados, entre otros, por Arnolt Gelthuss (un pariente suyo que le prestó 150 gulden en el año 1448) perfeccionó su invento; tal y como se demuestra en los más antiguos ejemplos de impresión que se conocen: ("Weltgerichtsgedicht": el poema del juicio final y el "Calendario para 1448")


Hacia 1450 regresó a Maguncia donde se asoció con un rico burgués del lugar; el comerciante y prestamista alemán Johann Fust, con el propósito de terminar su máquina e imprimir la famosa "Biblia de 42 líneas", tarea que fue terminada entre los años 1453 y 1455, año este último, en que Fust entabló un pleito contra él reclamando los 2000 gulden que le había anticipado y que nunca volvió a ver. No obstante, como resultado de la insolvencia de Gutenberg, la maquinaria y los tipos que éste fabricó (al haberlos dejado en prenda) quedaron en propiedad de Fust.
Afortunadamente, su Biblia pudo quedar terminada, entre otras cosas, por la esencial colaboración económica de Peter Schöffer (yerno de Fust y aprendiz de Gutenberg)

Después de su ruptura con Fust, Johann Gutenberg se las volvió a ingeniar para seguir imprimiendo, tanto en Maguncia como en la cercana ciudad de Eltvile.
Pero como Fust y Schäffer contaban con el copioso inventario de tipos para la impresión y maquinaria “cedidos” por Gutenberg (los cuales, habían sido preparados para la edición de los Salterios) ellos fueron los encargados de imprimir esta obra clave en Agosto de 1457, la cual incluía los nuevos tipos en dos tamaños que Gutenberg dejó listos, al igual que las mundialmente famosas letras iniciales (con su ingenioso mecanismo para impresión a dos colores)
http://4.bp.blogspot.com/_kBEXBvc--d8/TKIJMHTz5PI/AAAAAAAAAOU/GRnGGZKbG8g/s1600/johann-gutenberg-press1.jpg

Alrededor de 1458 Gutenberg perdió también las tempranas fuentes de tipos que había construido para su Biblia de 36 líneas y que tuvo en su poder hasta la cuarta década del siglo. Mucho antes de imprimir esta Biblia, los tipos habían sido utilizados en una edición del "Weltgerichtsgedicht", en el calendario para 1448, en ediciones de Donato, y en otros varios trabajos impresos. La mayoría de estos tipos cayeron en poder de Albrecht Pfister en Bamberg.

Posteriormente, Gutenberg manufacturó un nuevo equipo de impresión con la ayuda recibida de Conrad Humery, un rico y distinguido doctor de leyes, líder del partido popular y canciller del concejo. Dicho equipo fue utilizado para la impresión del denominado "Catholicon" (lexicón gramático y alfabético) en el año 1460, lo mismo que en varios libros pequeños impresos en Eltville hasta el año 1472 por los hermanos Echtermünze, parientes de Gutenberg.

Una vez más, la ayuda recibida, en este caso por Adolfo II en 1465 (arzobispo de Maguncia y elector de Nassau que se convirtió en su mecenas como reconocimiento a su invento) fue fundamental para que Gutenberg pudiese prolongar un poco más su labor. No obstante, la distinción que se le confirió por quedar a oficio del arzobispo, le sirvió principalmente para otorgarle prestaciones tales como vestido y otras provisiones que le evitaron pasar mayores necesidades en sus años de declive (los cuales ya comenzaron junto a Adolfo II) ya que, el arzobispado de Mainz decidió realizar su subsidio mediante alimentos y alojamiento en lugar de dinero, debido a que solía gastar todo lo que ganaba en alcohol. Y fue allí, en la Corte de Adolfo II, donde Gutenberg esperó la llegada de un final que, con toda probabilidad, aconteció en Mainz el día 3 de febrero de 1468.

Se cree que fue enterrado como un terciario en la ya inexistente iglesia Franciscana de Mainz; la ciudad donde nació y, tras numerosas mudanzas, volvió para morir (cerrando así el círculo de su agetreado viaje vital)

Una nube de profunda oscuridad oculta casi toda la vida del inventor; su personalidad, el tiempo y lugar de sus inventos y, especialmente la parte que tomó personalmente en la producción de los proyectos impresos que nos han llegado desde sus tiempos hasta nuestros días. Aunque las investigaciones de numerosos expertos han arrojado mucha luz respecto a los trabajos de imprenta conectados con el nombre de Gutenberg, estableciendo de una manera más definitiva la naturaleza de su invento.

Hoy se ubica en Mainz un Museo que recrea su prensa y su taller.

http://farm3.static.flickr.com/2525/4025683688_1dfa6ec849.jpg



 Por: Dani-ÉL.



Fuentes consultadas:

http://www.profesorenlinea.cl/biografias/GutenbergJohann.html
http://www.aciprensa.com/Enciclopedia/gutenberg.html
http://www.misrespuestas.com/quien-fue-gutenberg.html

domingo, 13 de marzo de 2011

"PERDONE, SEÑORA , QUE NO ME LEVANTE"

LETRAS ETERNAS:


La iconografía lapidaria últimamente ha evolucionado de maneras quizá insospechadas para sus creadores allá por el siglo II a.C. (sobre todo en lo tocante a la ornamentación perfirérica a las inscripciones, ya que en éstas se siguen usando aquellos tipos pre-cristianos)

Pero comencemos por el principio de esta fundamental tipografía; ya que, en su nacimiento, estas letras se dividían en dos grandes grupos:

Por un lado se encontraba la denominada Capital Lapidaria Rústica, utilizada sobre cobre y ante todo en el bronce (aunque también existe en piedra y mármol con semejante composición morfológica)
En esta escritura la parte superior de la F y de la D sobrepasan la línea superior de la caja de renglón, mientras que la Q baja la línea inferior. La A pierde el travesaño del medio. La M y la N se reemplazan por rayas y puntos. Aparecen siglas y abreviaturas, y no posee ligaduras. Los poemas de Virgilio se guardan en este tipo de escritura.


Por otro lado, encontrábamos la forma de Escritura Lapidaria considerada como la más bella: la Capital Lapidaria Elegante, con un trazo más cuadrado que la Rústica. Es la letra mayúscula de imprenta que guarda relación en su altura con el ancho. Se escribe sobre mármol o piedra, en los monumentos públicos (templos, arcos de triunfo...)

    Interior del Arco del Triunfo de París (Francia) http://lh4.googleusercontent.com

La historia de la tipografía ha estado siempre ligada a las corrientes arquitectónicas de su tiempo, dependiendo de los materiales y técnicas de cada época. Si bien dicha historia como tal comienza en el siglo XV con la invención de los tipos móviles, manejamos aquí la palabra tipografía con un significado más amplio: como el arte/oficio de usar letras, habitualmente estandarizadas.

Los primeros ejemplos nos remiten a la Antigüedad y a su uso en inscripciones lapidarias. Es entonces cuando la letra se empieza a diseñar y alcanza un rigor formal. En la escritura lapidaria se basa TODO el diseño tipográfico, «la relación de forma y proporción entre las letras, la alineación y el espaciado, la interlínea y la composición del bloque de texto»

1. Es en Grecia y posteriormente en Roma donde se aplica la tipografía a la arquitectura como un elemento más de ésta. Las inscripciones pasan a formar parte de la arquitectura monumental: arcos del triunfo, estatuas, columnas... La columna de Trajano, de 114 d. C., tiene grabada en su base una inscripción que «es el prototipo perfecto de toda la tipografía desarrollada hasta hoy en el mundo occidental»

2. Con la invención de la imprenta, en el Renacimiento, tras muchos siglos de caligrafía, se estandariza la forma de la letra y se empiezan a fundir, según la técnica desarrollada por Gutenberg, los primeros alfabetos romanos. Se produce así el rescate de estilos de la antigüedad, tanto en arquitectura como en tipografía (recordemos el estilo gótico utilizado hasta entonces en la escritura).

                                http://www.democraticunderground.com/discuss/duboard.php?az=view_all&address=105x6231895

Con el transcurrir de los siglos, este tipo de escritura lapidaria ha estado muy alejada de caer en el desuso, sobre todo en lo concerniente al soporte original del que tomó el nombre: las  lápidas.
Esta clase de tipología capital se ha venido utilizando de manera tradicional en la mayoría de los epitafios de las lápidas occidentales (independientemente del caracter efímero de las modas) sea cual fuere el siglo en el que el homenajeado en cuestión pasaba al mundo de los no vivos. La única diferencia secular a este respecto se está imponiendo en este último siglo, con aportaciones estéticas a modo de complementro (sobre todo en casos de difuntos cuya extravagancia -y en ocasiones, horterismo- supera la media de sus compañeros de necrópolis)
 
                                          http://mrschu81.worpress.com/2008/06/page/3/


No obstante, independientemente de las peticiones adicionales de algunos singulares "clientes", la técnica de grabado de la letra sobre las frías tumbas permanece inmutable en el tiempo.
En las “marmolerías” cercanas a los cementerios, artesanos del tallado de la piedra continúan esculpiendo las lápidas donde escriben los datos del difunto, como si el tiempo no existiese en sus dedos. Si dibujar o pintar letras con cierta armonía, claridad y belleza es una tarea compleja, hacer lo mismo mediante un cincel y un martillo es definitivamente un arte.
                                  http://www.buenanota.org/2/images/stories/Tallador%20desue%C3%B1os.jpg

Los talladores tienen la capacidad de inscribir sobre las piedras diferentes tipos de letra de acuerdo a la sensibilidad de los que encargan el trabajo. Cada tipo de inscripción posee un nombre de fantasía. Así, en las ofertas de letras podemos encontrar: “normales”, “góticas”, “manuscritas”, “cuadradas”, “redondas”, “helvéticas” o “perfiladas”.
                    http://www.lanzallamas.org/blog/wp-content/uploads/tumbas5.jpg

Según estos profesionales, el estilo más difícil es el “relieve”, donde –a diferencia de todo el resto- no se talla la letra, sino su contorno, logrando, mediante un bajo relieve, darle forma.

De esta manera, hoy -bajo nuestras modernas narices- un puñado de artesanos reproducen un oficio que conoció su esplendor en la Roma Imperial, siglos de siglos atrás, cuando los constructores de templos y palacios inscribieron en ellos palabras pensadas para durar por siempre. Efectivamente, una de las obras cumbres de la letra lapidaria romana, la columna Trajana, fue esculpida cien años antes del comienzo de nuestra era. Sus proporciones y su aplicación en la piedra darán una impronta de solemnidad y eternidad que se asocia de manera directa con nuestro ritual mortuorio contemporáneo: letras sobre la muerte, esculpidas para toda la vida.

Y algunas de estas palabras, se han ganado por derecho propio dicha permanencia. He aquí una muestra:
http://farm4.static.flickr.com/3608/3403569997_2567fcda6a.jpg (Epitafio de Vicente Huidobro)

(lápida del doblador original de todas las voces de los Looney Toons)





("Señor, amo a un pato")


Sin embargo, como ya os adelanté anteriormente, no son precísamente las palabras las causantes de que otras tumbas pretendan destacar en el tiempo.
Podemos encontrar todo tipo de variopintos especímenes descansando en los Campos Santos del planeta:

 - Ciber-frikies:

http://latrola.net/blok/lapidas-y-tumbas-originales-y-curiosas-en-cementerios-50-fotos


- Deportistas orgullosos de sus logros:

 
http://www.ziza.es/2008/07/23/Lapidas_curiosas.html
 http://mrschu81.wordpress.com/2008/06/page/3/


- Irreverentes:



- Borrachuzos:

http://latrola.net/blok/lapidas-y-tumbas-originales-y-curiosas-en-cementerios-50-fotos


 - Electricistas modestos:

                   http://latrola.net/blok/lapidas-y-tumbas-originales-y-curiosas-en-cementerios-50-fotos


 - Niños eternos:

http://latrola.net/blok/lapidas-y-tumbas-originales-y-curiosas-en-cementerios-50-fotos
 http://www.ziza.es/2008/07/23/Lapidas_curiosas.html


- Hippies convencidos:

http://latrola.net/blok/lapidas-y-tumbas-originales-y-curiosas-en-cementerios-50-fotos


- Setenteros un tanto "flipados":
http://latrola.net/blok/lapidas-y-tumbas-originales-y-curiosas-en-cementerios-50-fotos

http://waxy.org/2003/07/harv_was_there/


- Locos del motor:

 http://latrola.net/blok/lapidas-y-tumbas-originales-y-curiosas-en-cementerios-50-fotos


- Amantes del Cubismo:

http://mrschu81.wordpress.com/2008/06/page/3/
http://latrola.net/blok/lapidas-y-tumbas-originales-y-curiosas-en-cementerios-50-fotos


- ...O estudiantes de Producción Editorial ávidos de vacaciones:






Por : Dani-Él.




Fuentes:

http://www.dibam.cl/patrimonio_cultural/pdf_revistas/patrimonio_muerte.pdf